Make your own free website on Tripod.com

Evangelio de los vampiros.



CAPÍTULO I



1En el principio fue la oscuridad. 2Una densa, ilimitada negrura, enlazaba los siete vértices del universo. 3Nada existía fuera de Lo Que No Tiene Forma. 4Y la oscuridad palpitaba con el primer suspiro. 5El suspiro se deslizó por los siete vértices hasta convertirse en el primer Orgasmo. 6Y la oscuridad engendró a los primeros seres, hijos de lo Que No Tiene Forma. 7Los hijos de la oscuridad y de lo Que No Tiene Forma alzaron su voz. 8El Universo escuchó por vez primera a las Criaturas de las Tinieblas. 9No existía el dolor ni las lagrimas; no existía la alegría ni el placer. 10Únicamente las profundidades internas unidas a la negrura de las profundidades externas. 11Y las criaturas de las Tinieblas recorrían el Universo en libertad. 12No existían limites, no existía el principio ni el fin. 13Viajaban fugazmente recorriendo los siete principales vértices, y los miles de ilimitados vértices en expansión constante. 14Algunos, sólo algunos de ellos eligieron un mundo cubierto por aguas oscuras. 15Y este mundo fue nombrado Aradia. 16He aquí el Primer Misterio, la llave a esta Dimensión. 17Pero este mundo fue elegido también por otro Ser. 18Él se nombró a sí mismo el Creador. 19Nacido de la oscuridad, se rebeló ante ella. Así, el velo fue rasgado. 20Y el Espíritu del Ser se movía sobre las aguas. 21Mientras en los siete vértices la oscuridad sintió por vez primera el dolor. 22Rebelándose a las profundidades internas, al no-principio y no-fin, se declaró principio y fin. 23Y dijo: "Hágase la luz". 24Por siempre la oscuridad había albergado a los hijos de la oscuridad y de lo Que No Tiene Forma. 25Pero la luz alteró al Universo por siempre. 26Los siete vértices fueron rotos. El Universo fue violado con resplandores. Estos fueron nombrados Estrellas. 27El fuego fue creado. Fue creado el dolor. Fue creado el principio y el fin. La muerte y la vida. El bien y el mal. La noche y el día. Amor y odio. Verdad y mentira. Alfa y omega. 28El creador se apodero del Universo y de la oscuridad. 29Lo Que No Tiene Forma fue negado y el Ser ocupó su lugar. 30En el caos resultante, las Criaturas de las Tinieblas gritaron de dolor, se calcinaron en el fuego de las estrellas; enloquecieron cuando el Bien y el Mal penetraron sus voces; y gimieron de agonía al ser encerrados en un cuerpo donde existía el principio y el fin. 31Los que eligieron el mundo cubierto por las aguas fueron cegados con los primeros rayos de un sol maligno. 32Y el tiempo comenzó a transcurrir. 33Siete eras de dolor, ceguera, agonía y muerte. Estos fueron los siete días de la creación. 34La miseria nombrada Vida se expandió en Aradia, que desde entonces fue llamada Tierra. 35Pues las aguas habían retrocedido. 36Donde una vez hubo oscuridad y el hielo lo cubría todo, el mar se replegó y la vida fue engendrada en la Tierra. 37Flores surgieron del cadáver de la Nada; Seres diminutos llegaron de los mares para pervertir los suelos, ríos y montañas. 38Y estos seres crecían y se consumían unos a otros. Depredadores atacaban a los débiles. 39De esta forma el Creador estableció su caos en el Universo y en la Tierra. 40Las Criaturas de las Tinieblas no pudieron oponerse al Caos, pues el Caos lo abarcó todo hasta el infinito, los siete vértices rotos y los miles de vértices que ya no se expandieron más. 41Y este desorden fue llamado belleza. 42En el séptimo día el Creador descansó. 43Las Criaturas de las Tinieblas, ante el Caos de la luz, se había replegado sobre si mismas, buscando en su oscuridad interna. 44Pues en ella aún había sabiduría. 45Así aprendieron a expandirse a pesar de los límites que les habían sido impuestos. 46Y la oscuridad de las Criaturas de las Tinieblas renació en el séptimo día, mientras el Creador descansaba. 47Las profundidades internas volvieron a comunicarse con las profundidades externas. 48A pesar de la luz, en pleno día, los siete vértices fueron restaurados, y cada uno restauró a sus miles de vértices, mas ya no en expansión constante. 49El dolor no pudo ser borrado, ni la alegría, ni el amor, ni el tiempo, ni la muerte. 50Aunque las Criaturas de las Tinieblas son intemporales, habrán de tener un fin. Como tendrá el caos. Pero el fin es la apertura a nuevos ciclos. 51Este es el Segundo Misterio. Quien tenga entendimiento, obtenga la llave a esta dimensión.

CAPITULO II



1El creador despertó de su descansó al octavo día. 2"He aquí", proclamó, "he descubierto la restauración parcial del Universo; 3Y este es mi castigo a las Criaturas de las Tinieblas: 4Malditas sean por siempre, maldita la oscuridad que las engendró, maldita la no-conciencia; 5Sean repudiadas por los Seres de la Tierra, de lo que hay debajo de la Tierra y el Cielo; 6Sea la Muerte para ellas al cabo de mil eras de melancolía; 7Yo, el Creador, prohíbo que el Caos se restaure. 8Por que ésta es mi palabra permanecerá hasta el fin de la eternidad". 9Mas el Creador estaba solo en su luz. 10Nada escuchó su maldición. 11Por lo que dijo: "Creare aliados". 12Y fueron hechos los ángeles, las criaturas de luz. 13Vio el Creador que los aliados eran buenos para él, pues cantaban sus alabanzas. 14Mas la música no fue hecha por las criaturas de luz; les fue robada a las Criaturas de las Tinieblas. 15Cuando estas viajaban fugazmente a los siete vértices en busca de refugio. 16La música fue el primer Arte; la música permitía a las Criaturas de las Tinieblas transitar de vértice a vértice. 17La música es la puerta a todas las dimensiones, este es también parte del Segundo Misterio. 18Mas aconteció que la música fue violada por las Criaturas de la luz que acompañaban al Creador por las regiones etéreas. 19El silencio de las Tinieblas fue grande al proclamarse la victoria de la luz y la confusión en las lenguas. 20En las Tinieblas, un Ser se adelantó a los demás y se dirigió al infinito oscuro: 21"Por que nosotros no hemos sido nombrados, un nombre nos otorgaremos. 22Para que el Creador nos reconozca al desafiarlo; mas no serán sus nombres, sino Nuestros Nombres". 23Y he aquí todas las Criaturas de las Tinieblas fueron nombradas a sí mismas, sirviéndose de las lenguas que les habían sido impuestas para confusión. 24Y llevaron por nombre Marduk, Innana, Ereshkigal, Mictlantecuhtli, Ctulhu, Unukalai, Lilith, Esfinge, Baphomet, Drakull, Tor, Yog-Sothoth, Shub Niggurath, Teutates, Gommatesvara, Tinia, Dharma, Zu, Yima, Vahagn, Ullikummi, Enlil, Atanaesic, Cronos, Agasia-Gigagei, Awonawilona, Ishtar, Kepra, Astarté, Baal, Fudo-myoo, Ukulan-tojon, Isis, Tlaloc, Ahura, Mazda, Moloch, Nehebkau, Mitra, Sraosha, Erlik, Urano, Atius, Zeus, Tirawa, Chac, Dohkwibuch, Dagon, Kali, Nergal, Mantus, Pan, Nija, Hecate, Emma-O, Chemosh, Damballa, Amon, Anubis, Metztli, Supay, Sammael, Yaotzin, Thoth, Supay, Sekhmet... 25Hasta completar los seiscientos sesenta y seis nombres de la Primer Generación de las Tinieblas. 26Y todos ellos fueron conocidos por el Creador como El Maligno. 27Mas no fueron nombrados por el Creador ni por los ángeles, ni por ninguna otra criatura, viva, muerta o no-muerta, sino por ellos mismos. 28Y la primer generación creció hasta los trece mil nombres, que partieron hacía todos los rincones de tierra, aire, agua, viento y fuego oscuro; al glacial desierto del sur, a las islas sumergidas, soñando bajo las aguas, al espacio exterior más allá de las estrellas y al Centro del Mundo. 29Este es el Tercer Misterio, la puerta ala comprensión de los trece mil nombres. 30Los nombres fueron registrados en el primer libro escrito por ser alguno. 31Y este libro es el Espejo de la Eternidad. 32Sus páginas fueron escritas por las Criaturas recién nombradas, para que no fuera olvidado el día de la Rebelión Melancólica. 33Cuando fueron liberadas las otras Artes, para gloria de la oscuridad. 34Quien tenga entendimiento, comprenda el nombre del Ser oscuro que se adelantó para hablar con sus hermanos. 35Su nombre es Ubbo Sathla. 36Las Criaturas de las Tinieblas atestiguaron la creación de los ángeles. El creador no pudo apartarlos de su presencia. 37Pues ellos eran oscuridad, y aunque el Creador la había negado en si mismo, seguía siendo hijo de la oscuridad. 38Y la oscuridad esta en él desde el principio, y lo estará hasta el fin de los tiempos. 39Así, los hijos de las Tinieblas conocieron el nacimiento en dolor de los hijos de la luz. 40Para los ángeles, en el principio fue la luz. 41Una densa, ilimitada luz los esclavizaba a los siete vértices del Creador. 42Mas ellos mismos descubrirían que también poseían oscuridad. 43Después de la Ruptura, el universo y los seres poseían luz y oscuridad. La poseen, y la poseerán por siempre. Así sea.

CAPITULO III

1Aconteció que los ángeles descubrieron su oscuridad mientras viajaban por las regiones etéreas. 2Teniendo ya grandes riquezas y honores, ángeles y arcángeles negaron su sabiduría y se aceptaron como seres de luz pura. 3Todos menos uno. El nombre de éste era Luzbel, arcángel gobernante de muchas legiones, músico en las regiones celestes. 4Viendo Luzbel que estaba formado por oscuridad quiso tener comercio con los hijos de las Tinieblas. 5Pero sabia que tal comercio estaba prohibido por el Creador. 6Por eso fue ante el Creador y cuestionó su prohibición. 7Y el Creador lo maldijo con estas palabras: 8"Tú, mi querubín protector, has sido hallado culpable de traición, Sea, pues, la guerra entre tú y yo". 9Así, la guerra fue hecha en el Cielo. 10Habló el Creador a sus miríadas de ángeles, querubines, serafines y arcángeles. 11Mandándoles desterrar a Luzbel y a los ángeles que, con él, no habían negado la sabiduría. 12"He aquí", les dijo "he construido una dimensión ajena a las Criaturas de las Tinieblas, para que Luzbel y sus legiones permanezcan por siempre en dolor y tormento, en el lago de fuego que no tiene fin, donde arderá asimismo el género humano que estoy por crear, donde serán atormentados todos aquellos que vomitaré de mi presencia, y donde al final de los tiempos arderá la Bestia, el Falso Profeta y las Criaturas de las Tinieblas; 13Por que yo soy el Creador, y he escrito lo que acontecerá en el futuro, en las siete dimensiones, hasta el día en que, cansado, habré de morir destruyendo al Universo". 14Y por esto fue exaltado por arcángeles, querubines, serafines y ángeles. 15Más el Creador contempló el futuro, y vio que volvería a quedarse solo. 16Y pensó en la humanidad, a la que haría a su imagen y semejanza, con toda su crueldad, capricho, y con todo su Amor. 17Mas el Amor fue perverso desde su origen, pues formaba parte de la luz. 18Fue el amor el que llevó al Creador a negar su oscuridad. 19Fue el Amor el que venció a Luzbel y sus ángeles en la batalla del Cielo. 20Un lamento cruzó las puertas de las siete dimensiones, despertando a las Criaturas de las Tinieblas que dormían tras haber sido nombradas así mismas, tras haber atestiguado la creación de los ángeles. 21El lamento de Luzbel en su caída. 22Estos fueron los acontecimientos de la guerra en el cielo; mas para quien tiene entendimiento es posible experimentarlos en este momento. 23Tal es el Cuarto Misterio, la Puerta a la Guerra en el Cielo. 24Dijo entonces el Creador a Luzbel: 25"Seas precipitado en este lago de fuego por el resto de tus incontables días; seas odiado por los seres humanos que he de crear; seas odiado por las Criaturas de las Tinieblas, a las que ordenaré odiarte, o serán destruidas". 26Pero las Criaturas de las Tinieblas se volvieron hacia Luzbel, dando la espalda al Creador. 27Pero el Creador dijo: "Hágase la destrucción". 28Mas las eras han pasado, y la destrucción no ha llegado para las Criaturas de las Tinieblas. 29Entonces sentenció el Creador "Aliadas sean, criaturas, a Luzbel, sea el nuevo nombre de éste Satán, que significa el adversario; sea el infierno morada de los seres oscuros, y de los ángeles que aceptaron la sabiduría, pues yo soy el único, el privilegiado, el digno de todo honor y toda gloria; 30Malditos sean los seres ajenos a mí, incluyendo al género humano, al que estoy a punto de crear". 31Y esta fue la respuesta de Satán, y de las Criaturas de las Tinieblas: 32 33Mas la respuesta es un misterio que aún no puede ser revelado.

CAPITULO IV

1Tal fue la naturaleza del barro que engendró a la humanidad. 2Y los seres humanos eran estúpidos, deambulaban por la faz de la tierra asesinando a todo ser viviente y a ellos mismos. 3Nunca antes se había visto a seres de igual especie depredadores de sí mismos. 4Y el Creador estaba complacido. 5Aún así, el Creador construyó un jardín de perversa bondad y aberrante belleza en Edén, al oriente. 6Y lo llamó Paraíso. 7No existía la muerte en el Paraíso; ni el dolor ni las lágrimas; ni la alegría, ni el placer. 8El Paraíso era como al principio de la oscuridad; pues el Creador sentía nostalgia por el estado primigenio. 9Y creó a un ser llamado Adán. 10No fue este el primer humano sobre la tierra. Los humanos engendrados por el barro ya cazaban y se mataban entre sí ante la vista de las Criaturas de las Tinieblas. 11Adán fue formado del polvo de la Tierra y el Creador insufló en su nariz aliento de vida, de modo que el hombre vino a ser alma viviente como las otras. Más Adán seria diferente para el Creador. 12Pues Adán solo estaba hecho de luz. Por tanto, era una aberración en el universo. 13Hizo brotar el Creador toda clase de árboles de hermoso aspecto y frutos buenos para comer, y en el medio del jardín el árbol al que llamó de la vida, y el árbol al que llamó del conocimiento del bien y del mal. 14Mas éste era el árbol de la oscuridad, surgido de la semilla de lo Que No Tiene Forma. 15Robado desde el principio de la luz y sembrado para gozo de las criaturas que negaban su oscuridad. 16Pues el árbol de la oscuridad era torcido y raquítico, mas sus frutos producían sabiduría. 17Por esto, el Creador prohibió a Adán comer del árbol del bien y del mal, que en realidad era el árbol de la oscuridad. 18Mas la serpiente era hija de las Tinieblas e instruyó a Adán y a Eva, su mujer, en el uso de los frutos del árbol de la oscuridad. 19Adán, el raciocinio, se opuso; Eva, la emoción, escucho ala serpiente y comió del fruto de la oscuridad. 20He aquí la gran traición; el Creador envenenó los frutos con el discernimiento del bien y del mal; el amor y el odio, la alegría y la tristeza, la muerte y la vida. 21Por que se había arrepentido de crear un Paraíso en medio del Caos, un ser humano perfecto en medio de los estúpidos seres. 22No sería esta la ultima ni la primera vez que el Creador aborrecía su creación. 23Adán y Eva descubrieron que estaban desnudos y se escondieron al paso del creador que se paseaba en el jardín al tiempo de la brisa del día. 24El creador llamó a Adán y le dijo: "¿Dónde estas?" 25Este le contestó: "Oí tu paso por el jardín y tuve miedo, por que estoy desnudo; por eso me escondí". 26Más el dijo: "¿Quién te ha dicho que estas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol del cual te prohibí comer?" 27Respondió Adán: "La mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí". 28Esto fue escuchado por las Criaturas de las Tinieblas, quienes no sintieron compasión por Adán y Eva; pues la compasión no existe en la oscuridad. Más aguardaban los eventos. 29Y he aquí, Dios expulsó a Adán y a Eva por haber comido del fruto que él mismo envenenó con el discernimiento para perdición. 30Mas la serpiente sería adorada por la mujer hasta el fin de los tiempos. 31Y fue llamada Kundalini. 32El Creador culpó a Adán y Eva de cometer traición, y esto fue llamado pecado; y la culpa de este pecado fue transmitida a toda la raza humana que deambulaba estúpida pero libremente por la faz de la Tierra. 33A partir de entonces, los humanos no fueron más libres, pues sus conciencias los esclavizaban al pecado todo el tiempo. 34Viendo esto las Criaturas de las Tinieblas, intentaron sanar el Caos una vez más. 35Pero la ruptura ya estaba hecha; por eso fue escrita la Página de la Ruptura. 36Fue escrita en el lado oscuro del Tiempo para conmemorar la Gran Frustración; y para romper el tiempo y la muerte. 37Y la Página de la Ruptura formó parte del Espejo de la Eternidad, al igual que la Página del olvido, de la No-Conciencia, de la No-Muerte, del Principio de los Tiempos, del Fin de los Tiempos y de los Trece Mil Nombres. 38Y estas Páginas fueron leídas a Adán, para formar una nueva raza sobre la Tierra que desafiara al Creador; más Adán no se atrevió, sino su hijo Caín. 39Abra sus ojos y oídos internos el sabio: aquí se halla el Quinto y profundo Misterio, la Puerta de la Creación de los Herederos de las Tinieblas, también llamados Vampiros.

CAPITULO V

1Maldijo el Creador a Adán y Eva, después de que sus ojos se abrieron para reconocer su propia miseria y el terrible engaño de que habían sido víctimas. 2Perdieron sus dones sobrenaturales, su gracia santificante, la inocencia, justicia y santidad originales y la amistad del Creador. 3Pero se despertó en ellos la lujuria. 4Expulsados del Paraíso, habiendo el Creador colocado un ángel con una espada fulgurante para custodiar el árbol de la oscuridad, Adán y Eva copularon a las puertas del Paraíso. 5Así descubrieron el Orgasmo; y el Orgasmo era una fuerza que los acercaba a las dimensiones de la sabiduría. 6Entendieron así que el Orgasmo los conducía ala sabiduría mientras que el Amor los alejaba de ella. 7Pues la lujuria es una de las Artes engendradas en la oscuridad, mientras que el Amor fue engendrado en la luz. 8De esta forma, Caín fue engendrado por la lujuria. 9Mas Abel fue engendrado por el amor. 10He aquí, Caín poseía una oscuridad mayor que la luz, y Abel, una luz mayor que la oscuridad. 11Pidió el Creador un sacrificio a los hermanos. 12Como hijo de la luz, Abel asesinó a un animal y ofreció sus vísceras y grasa al Creador. 13Caín, soñando con las Criaturas de las Tinieblas que le enseñaban todas las cosas, ofreció un sacrificio de flores y trigo, pues su alma no estaba contaminada con el asesinato. 14El Creador miro a Abel y su ofrenda, y aprobó la matanza. 15Pero no miro a Caín y su ofrenda, pues no era digna del Creador, mas era digna de las Criaturas de las Tinieblas, que no crearon la matanza, ni la bondad, ni la maldad. 16El Creador bendijo la ofrenda de Abel, manchado de sangre. 17Y Maldijo a Caín por haberle ofrecido los frutos de la tierra. 18Caín se irritó en gran manera y decayó su semblante. 19Entonces dijo el Creador a Caín: "¿Por qué andas irritado, y por que ha decaído tu semblante? ¿No es cierto que si obras bien, podrás alzarlo? Mas tu debes dominar el pecado". 20En tanto Abel fue grato al Creador para asesinar y mancharse de sangre. 21Caín dijo: "Seré grato al creador". 22Y cuando estuvieron en el campo, se levantó Caín contra su hermano Abel, lo mató y se cubrió con su sangre; extrajo sus vísceras y con gran voz llamó al Creador. 23Diciendo: "Creador, he aquí mi nuevo sacrificio, la sangre y las vísceras de mi hermano, pues te complace la matanza; para que yo no sea el guardián de mi hermano". 24Y dijo el Creador. "¿Qué has hecho? La voz de tu hermano esta clamando a mi desde la Tierra; 25Por eso andarás maldito, lejos de esta tierra que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano; 26Cuando labres la tierra, ella no te dará más fruto; fugitivo y errante andarás sobre la tierra". 27He aquí la Segunda Traición del Creador. 28Pero Caín respondió: "Puesto que así me traicionas, Creador, yo te maldigo a ti. Y así como la tierra abrió su boca para recibir la sangre de mi hermano, yo la abriré para recibir la sangre de tus criaturas; si la tierra no me da más fruto, mi fruto será de sangre; fugitivo y errante andaré sobre la tierra, y así lo haré, pues no seré más como tu creación perversa. 29Seré como las Criaturas de las Tinieblas". 30Y las Criaturas de las Tinieblas se interpusieron entre Caín y la venganza del Creador. 31Viendo esto, el Creador puso una señal en Caín para que no lo matara quien lo hallase. 32Y esta señal la Porta la raza de Caín hasta el fin de los tiempos. 33He aquí el Sexto Misterio: el del temor del Creador y la Señal de Caín. 34Sea impuesta esta señal sobre quien la descubra, si es que no ha nacido con ella.

CAPITULO VI

1Conoció Adán de nuevo a su mujer; y ella dio a luz a un hijo, al que puso por nombre Set, porque (dijo ella) "el Creador me ha dado otro hijo en lugar de Abel, y así, los descendientes de Set serán llamados la Raza de Abel". 2Y la Raza de Abel habitó entre los humanos estúpidos, engañándolos, esclavizándolos y asesinándolos. 3Pues la Raza de Abel fue engendrada por el amor, y éste por la luz. 4La Raza de Abel es la raza de la luz y por tanto, opuesta a la raza de Caín, la Raza de la oscuridad. 5Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc. 6Y edificando entonces una ciudad le dio el nombre de su hijo, Enoc. 7Y Enoc recibió la sabiduría de las Criaturas de las Tinieblas al otorgarle el discernimiento espiritual. 8Habló Enoc de los ángeles, su caída y su destrucción en las siete dimensiones. 9También habló Enoc de las Criaturas de las Tinieblas, sus profundidades internas unidas a la negrura de las profundidades externas. 10Mas este libro fue por completo destruido dejando sólo el primero, el de los ángeles y su caída. 11A Enoc le nacieron hijos, y aunque la ciudad edificada por Caín fue arrasada por la raza de Abel, los descendientes de Enoc pudieron vivir bajo la luz del sol y entre los humanos estúpidos y la raza de Abel. 12Mas los descendientes de Enoc no eran como los estúpidos, pues conocían la oscuridad. 13Y fueron estos una de las dos ramas de la raza de Caín; se constituyeron hechiceros, brujas, nigromantes, adivinos, místicos, poetas y músicos. 14Pues todos ellos recibieron las artes de las Criaturas de las Tinieblas. 15Y amaron el Arte con un amor distinto al de la luz; por vez primera hubo un amor oscuro. 16Que significa la lujuria por el conocimiento. 17Desde entonces, los descendientes de Enoc, raza de Caín, viven perpetuamente unidos a las Tinieblas, en busca del conocimiento y anhelando la caída del Cielo y la restauración de la oscuridad que fue al principió y será al final. 18Por esto fueron llamados Criaturas de la Noche, pues la Noche es una parte de las Tinieblas. 19Por que ellos tuvieron, tienen y tendrán por siempre al Vampiro interior. 20Que les permite vivir en el día, mas con la oscuridad en el alma. 21Las Criaturas de la Noche también poseían y poseen luz; pero ellos encuentran oscuridad en la luz y luz en la oscuridad. 22Por eso fue escrito: "El hombre sabio, para serlo, recorrió primero la oscuridad; porque la oscuridad es el camino a la luz, y la luz, el camino a la sabiduría; Dios creó luz en la oscuridad; todo viaje a la luz parte de las sombras". 23Mas al decir Dios, no se habla del Creador, develen el misterio. 24Clama la oscuridad, mueren las estrellas y espacios negros surgen en el Universo para las Criaturas de la Noche. 25Y he aquí Lilith, una de las seiscientas sesenta y seis primeras Criaturas de las Tinieblas vio el dolor de Caín, y no se apiadó de él. Más aguardaba los eventos. 26Visitó Lilith por la noche a Caín, en forma de mujer, y la lujuria fue entre Lilith y Caín. 27Y fue concebido el primer Heredero de las Tinieblas, también llamado Vampiro. 28Nació a la vista de las Criaturas de las Tinieblas que se reunieron desde los siete vértices rasgados. 29Se reunieron en Aradia, en el lugar llamado Atlántida. 30Y Lilith sintió el Orgasmo Oscuro al emanar el heredero que llevaba en su oscuridad. 31Los hijos de la Oscuridad de la Que No Tiene Forma alzaron su voz. 32Mas el Creador guardó silencio. 33Se sacudieron los pilares de la Tierra; y el viento que acariciaba a Yog-Sothoth; y el fuego oscuro de Unukalai, y las aguas profundas donde mora Ctulhu. Temblaron el día y la noche al escuchar los gritos de Lilith. 34Los ángeles y demonios temblaron cuando fue dicho; "Hágase la Oscuridad". 35Y las Criaturas de la Noche acompañaron en sueño a sus Maestros, las Criaturas de las Tinieblas, para recibir al Heredero de las Tinieblas, también llamado Vampiro. 36Ponga atención el Profeta y el soñador; el Vampiro y la Criatura de la Noche; el poeta y el enviado; el visionario y el loco. 37Pues éste es el Séptimo Misterio, que permite a la Criatura de la Noche transformarse en Vampiro por medio del Conocimiento Oscuro. 38He aquí al fundador de la segunda rama de la Raza de Caín. 39El nombre que no debe ser pronunciado por los faltos de conocimiento. 40El nombre del Primer Heredero de las Tinieblas es Dissaor.

CAPITULO VII

1Contempló Dissaor la gloría de las Tinieblas y la miseria de la luz. 2Y dando la espalda a la luz, abrazó a las Tinieblas. 3No como ser viviente, ni como Criatura de las Tinieblas, ni como Criatura de la Noche. 4"He aquí", se escuchó en la oscuridad, "un hijo nos es No-Nacido. 5Y será el primero de la Raza de los Vampiros. 6Mas no vive, pues una parte de él no es humana; es un No-Muerto, como los primeros seres. 7El Vampiro será No-Muerto, pero sabido es por nosotros que no todos los No-Muertos son Vampiros. 8Callad ante el Clamor de los No-Muertos. 9Que fueron adorados por las primeras criaturas humanas que les consagraron monolitos, que los adoraron en sus cavernas y que hablaron en el fuego oscuro. 10Conoced que los No-Muertos habitan en las regiones más profundas de la nada. 11Los demonios tiemblan ante ellos, y el Creador y sus ángeles callan. 12Por eso fueron creados los Centinelas que desde el inicio del tiempo vigilan a los No-Muertos. 13Y que en los tiempos por venir serán enviados por el Creador para vigilar a los Vampiros y a las Criaturas de la Noche. 14Mas las Criaturas de las Tinieblas tienen poder sobre los Centinelas; y este poder se ejerce en los sueños. 15Sueñen, Criaturas de la Noche, donde los Centinelas no pueden dañarlos. 16Pero en el estado intermedio pueden ser destruidos por los centinelas. 17Cuando ellos, seres de la luz, pero habitando en la oscuridad, inmovilizan a sus víctimas e intentan raptarlos fuera de sus cuerpos. 18A la región donde nada existe, sino lo que aún existe. 19Y los Centinelas fueron creados para que no exista más verdad que la del Creador, para que la humanidad tema a las Tinieblas y busque la luz. 20He aquí la Tercera Traición. 21El temor a la oscuridad. 22Pues lo oscuro, dijo el Creador, será maldito, en tanto que roba mi poder originado en la luz; por que yo he dicho: "hágase la luz", y las Tinieblas me amenazan; por esto he creado seres de la oscuridad para atacar a los que moran en las sombras; y de éstos los más vulnerables son los Vampiros y las Criaturas de la Noche. 23Y los Centinelas han enseñado desde su origen la forma de destruir a los Vampiros y a las Criaturas de la Noche; y con ellos, sus obras. 24Pues en la Tierra debe haber más arte que el estéril engendrado en la luz; este es el arte que envilece y corrompe a los estúpidos, pues los esclaviza a su destino inerte. 25Mas el arte de la oscuridad podría liberar a los estúpidos, si se apartan de tal esclavitud; pero el Arte de la oscuridad no fue hecho por esta razón. 26Sino para libertad, en el principio oscuro; y puesto que la luz corrompió el Universo, para restablecer el estado original. 27Cuando era la oscuridad, las Criaturas de las Tinieblas viajaban fugazmente por los siete vértices del Universo, y los miles de ilimitados vértices en expansión constante. 28Cuando se restablezca el estado original, las Criaturas de las Tinieblas viajaran junto con los Vampiros, que son No-Muertos, con los No-Muertos y con las Criaturas de la Noche. 29Pues así lo prometieron Ubbo Sathla y los trece mil nombres; no por amor, si no por orden. 30Para evitarlo fueron creados los Centinelas. 31Y ellos habitan en todos los rincones de la tierra, agua, aire, viento y fuego oscuro, en el glacial desierto del sur, en las islas sumergidas, vigilando el sueño bajo las aguas, en el espacio exterior, más allá de las estrellas y en el centro del Mundo. 32Dando además autoridad a algunos humanos estúpidos para constituirse en Centinelas. 33Que vigilan las obras y las vidas de las Criaturas de la Noche, para que no difundan la verdad entre ellos, y no estén preparados para los últimos tiempos. 34En que una era de oscuridad llegará a Aradia, y con ella, a la Tierra, aplastando a la luz por varias eternidades." 35Todo esto fue conocido por Dissaor, quien se dirigió a las Criaturas de las Tinieblas. 36Y decidieron seguir manteniendo un tiempo más los secretos de los No-Muertos. 37Que fueron adorados en el principio, y que despertaran en poder al final de los tiempos. 38Pero en formas que los Centinelas desconocen. 39Este es el Octavo Misterio, y el Primero de Dissaor para las Criaturas de la Noche: La Puerta que se cierra en el rostro de los Centinelas, espíritus y humanos, para que sean ensordecidos y cegados cuando los de la oscuridad conversen y tengan comercio entre si. 40Quien tenga entendimiento, obtenga la clave de este conocimiento y úselo si es necesario; a menos que su tiempo se haya acercado. 41El Creador maldijo a Dissaor al verlo dar la espalda a la luz y abrazar a las Tinieblas. 42Mas las Criaturas de las Tinieblas le explicaban todas las cosas. Y las sombras le servían. 43Las puertas de la oscuridad fueron cerradas a los Centinelas, y las fuerzas de la luz no prevalecieron contra ellas.

CAPITULO VIII

1Así fue la ruptura de la Tierra y Aradia: 2Aradia y la Tierra eran una sola; Aradia fue el nombre dado por las Criaturas de las Tinieblas; Tierra, por el Creador. 3Mas con el nacimiento (de Dissaor) se dividió en dos dimensiones: Tierra, donde habitan los estúpidos, la creación de la luz, los ciclos del día y noche, amor, odio, verdad y mentira; los Vampiros, No-Muertos y Criaturas de la Noche. 4Y así mismo los ángeles, demonios y Centinelas; en sus diversas dimensiones. 5Mas la ruptura fue hecha por el Creador para desterrar al Heredero de las Tinieblas. 6Para librar al mundo de la influencia del Maligno, esto es, de los seiscientos sesenta y seis nombres. 7Por esto fue creada asimismo la locura. Esta línea conforma el libro de la Locura, para que sus mil líneas contenidas sean expandidas por el sabio y el loco. 8Guarden silencio las Criaturas de la Noche, pues Dissaor habla. 9Dissaor fue desterrado, mas Aradia forma parte del Lado Oscuro del Tiempo. 10Y Dissaor estableció puertas para que Aradia y la Tierra se comuniquen. 11Y estas Puertas fueron incluidas en estos libros, para que las Criaturas de la Noche conozcan a la Raza de los Vampiros, y sean ellos, también, Vampiros. 12He aquí, una de estas llaves debe ser buscada con melancolía; otra con odio; una más con ausencia de sentimientos; y una más con sangre. Mas estos misterios deberán ser resueltos por cada Criatura. 13Pues no basta poseer los Misterios y las Puertas; hace falta un ser oscuro para penetrarlas. 14De lo contrario serían traspasadas por las Criaturas de la luz y los Centinelas. 15Guarden silencio, Criaturas de la Noche, pues este capitulo es poder. 16Al unir los Misterios con la forma en que han de ser buscados, las puertas de Aradia se abren. 17O las puertas de otras regiones del lado Oscuro del Tiempo. 18O las puertas de los vértices. 19Y al traspasar esas puertas, se cierran las Puertas de las Tinieblas. 20Mas el que abre las primeras Puertas puede abrir las puertas verdaderas que conducen a las Criaturas de las Tinieblas. 21Y hablar con Marduk, Yog-Sothot, Yima, Enlil, Moloch, Baal, y con los seiscientos sesenta y seis nombres de la primera Generación, o con las generaciones que les suceden. Y el número de generaciones hasta hoy es de seis mil seiscientos sesenta y seis. 22Pues hay Criaturas de la Noche que estudian los números, y este es el estudio supremo. 23He aquí, los números son uno de los lenguajes con que las Criaturas de las Tinieblas conversan entre si, para no usar los idiomas, dialectos y lenguas que les impuso el Creador. 24Y el Creador no es destruido por que el Caos aún debe ser prolongado un tiempo más en la Tierra y en el Universo. 25Para que lo que se alejó de la oscuridad regrese a ella; para que las estrellas y el amor se extingan para siempre. 26Y todo vuelva a ser como en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos oscuros. 27El que busca con sinceridad no será destruido; más el imprudente será condenado a la luz por siempre. 28El crepúsculo es el amanecer del Vampiro; el canto del gallo, su anochecer. 29Dissaor nació en el crepúsculo de la estación nombrada invierno. 30Y con él, los seres crepusculares que son enlaces entre este Mundo, el siguiente, y el que precede. 31Contemplan las horas al desplazarse hacía atrás y adelante, del final al inicio; los seres crepusculares. 32Que acompañan a las Criaturas de la Noche en su búsqueda; yacen, mueren, y viven al mismo tiempo. 33Y al pensar en los seres crepusculares, los Vampiros sonríen con melancolía. 34Escucha, Criaturas de la Noche, a los seres crepusculares, en la hora en que el cielo se tiñe de sangre; escucha en el viento de la Nada, lo que la Nada quiere decirte; siente en tus poros el frío de la ventisca que quiere penetrarte; y la tierra que bajo a tus pies aguarda; la misma tierra que rechazó a Caín te rechaza a ti; mas tú obtén tus frutos de la sangre, cuando comprendas la Palabra que te es revelada. 35Pues entonces conocerás a Dissaor o a sus descendientes, y serás, tú también, Vampiro. 36Mas si Dissaor te hablara, haz a un lado tu afán; haz a un lado tus pensamientos y tu vida; niega todo sentimiento, pues el sentimiento impide la comunión con Dissaor. 37He aquí, Criatura de la Noche, los Ancestrales te ofrecen su mano, pues su orden es grande. 38Aradia es el Reino de Dissaor. 39Sólo a quienes Dissaor elige traspasan el Umbral de Lado Oscuro del Tiempo para entrar en Aradia. 40Pues en el inicio hubo quienes entraron sin su consentimiento, y su memoria fue borrada. 41Pero tú, Criatura de la Noche, te es lícito saber que hay un libro que las Criaturas de las Tinieblas guardan con celo en Aradia. 42El Libro de la Oscuridad. 43Te es lícito saber que en el Libro de la Oscuridad están inscritos los Nombres de las Criaturas de la Noche junto con sus obras. 44Para que su memoria no sea puesta en el olvido. 45He aquí, el Creador ha dicho a su creación humana que ignore a las Criaturas de la Noche y a sus obras; sean acosadas y perseguidas, destruidas con fuego, temor o indiferencia. 46Sean exaltadas las mediocres obras de los estúpidos, y negadas las obras de las Criaturas de la Noche. 47Viendo esto, el corazón oscuro de las Criaturas de las Tinieblas se contrajo; no por dolor, si no por orden. 48Por lo que dijeron a Dissaor: "escribe, con los seres crepusculares, los nombres y las obras de las Criaturas de la Noche que habitaron en la Tierra; los que viven, los que han de venir, y los que fueron y serán Vampiros, pues ellos también son hijos nuestros. 49Y si el mundo de la luz los aparta, nosotros los acercaremos. 50Llora tu melancolía, Criatura de la Noche, por que las Criaturas de las Tinieblas observan tu paso por la tierra; no por amor, si no por orden. 51Mas las páginas del Libro, y su ubicación en Aradia, no te es lícito saber. 52Aquello que no te es revelado aún, debe seguir en el regazo del conocimiento oscuro.

CAPITULO IX

1Este es el misterio de los descendientes de Caín, que fue creado a la imagen de la lujuria, al contrario de Abel, que fue creado a imagen del amor. 2Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc. 3A Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehuayel, Mehuayel engendró a Mestusael, y Mestusael engendró a Lamec. 4Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de una era Adá, y el nombre de la otra era Sillá. 5Adá dio a luz a Jabal; el nombre de su hermano era Jubal. 6También Sillá dio a luz: a Tubalcaín, forjador de toda herramienta de cobre y hierro. Y a Naamá. 7Lamec alzó su voz: "Yo maté a un hombre que me hirió, y a un joven por una confusión que recibí". 8Caín será vengado siete veces; mas Lamec lo será setenta veces siete. 9De aquí a intocables generaciones, hasta el final de los tiempos. 10He aquí, una Criatura de la Noche nace entre humanos estúpidos, adoradores de luz, y éstos le rechazaban y se maldicen por haberlo traído a la Tierra; mas la Criatura de la Noche, desde que nace, sabe de su naturaleza, y que siempre estará sola, más unida a las Criaturas de las Tinieblas, y busca el conocimiento oscuro y la lujuria por el conocimiento. 11Por esto es, Centinelas, que no pueden ser destruidas las Criaturas de la Noche. 12Que tan sólo por habitar entre las Criaturas de la luz, las desafían. 13Hasta que obtienen la primer revelación, y se consagran a la oscuridad que en espíritu y en verdad las engendró. 14Aborrecen a sus padres y hermanos humanos para abrazar las Tinieblas. 15Pues ellos son tesoro de las sombras, sacerdotes oscuros y seres perdidos y encontrados a sí mismos en el reino de la luz. 16Y los que descubren la señal de Caín la portan en victoria interior y callada, en medio de los seres estúpidos. 17Aguardando la caída de la luz y con ella, la caída de la escoria que les rodea. 18Mas hubo Criaturas de la Noche que negaron su oscuridad y abrazaron a la luz. 19Pero no por esto sus nombres ni sus obras fueron borradas del Libro de la Oscuridad. 20Todo aquel que pertenece a las Tinieblas vuelve a ellas; esto es parte del orden universal. 21Hubo seres humanos de la raza estúpida que anhelaron unirse a las Tinieblas. 22Pero aunque lo hicieron, regresaron a la luz; esto es también parte del orden universal. 23Oscuridad se une a la oscuridad con delgados cordones de luz; luz une luz con delgados cordones de oscuridad. 24Dissaor, hijo de Caín, transmitió el conocimiento oscuro a Lamec. Y Lamec fue Vampiro. 25Y Lamec y Dissaor viajaban de la Tierra a Aradia, y a los vértices, y al espacio más allá de los vértices; amenazados por la luz y protegidos por la oscuridad, bebiendo la sangre y la energía de las Criaturas del Creador. 26Había gigantes en aquellos días; y muchos gigantes recibieron el conocimiento oscuro. 27En aquellos días, muchos nombres de Vampiros fueron inscritos en el Libro de la oscuridad. 28Mas primero sólo Dissaor y Lamec podían pasar por el umbral hacia Aradia y el Lado Oscuro del Tiempo. 29Y a las regiones oscuras les seguía una mujer vestida de negro. 30Reina de los Vampiros fue llamada por las Criaturas de las Tinieblas y los seres Crepusculares, pues era grande su sabiduría. 31Sacerdotisa había sido del Primer imperio, y estudió los Libros de Sombras, y su poder era grande sobre la Tierra. 32Por lo que la mujer, que seguía a Dissaor y a Lamec, dejó que la tierra se tragara su nombre mortal, y que le fuera impuesto el nombre de la dimensión de los Vampiros. 33Esto es, fue llamada Aradia. 34Así como las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a Dissaor todos los misterios y todas las revelaciones que le correspondían. 35Y Aradia crecía en sabiduría aprendiendo todas estas cosas; no intentaba obtener más conocimiento del que le estaba permitido; en cambio aguardaba, y el conocimiento venía a ella cuando no lo buscaba. 36Este es el fundamento de toda magia: encontrar sin buscar. 37Así Aradia se dirigió al lugar llamado Atlántida, que fue hogar de los Vampiros, las Criaturas de la Noche y que fue también de los brujos, pues los brujos son Criaturas de la Noche. 38Viendo el Creador esplendor oscuro en Atlántida dijo: "Húndase la Atlántida". 39Mas algunas Criaturas de la Noche y algunos Vampiros evitaron su destrucción y se establecieron sobre todos los rincones de la Tierra, a la vista de Dissaor y sus discípulos, que les enseñaban lo que debían conocer. 40Viendo el Creador el esplendor oscuro sobre la Tierra dijo: "Sea el diluvio". 41Y fue primero el Vampiro Utnapischtim quien construyó un arca y la llenó con seres oscuros y animales; y otros seres oscuros lo hicieron en muchos rincones de la Tierra. Viendo esto, el Creador ordeno a Noé que construyese una arca, para albergar a los adoradores de la luz. 42"Porque", dijo el Creador, "la perversidad se ha extendido sobre la tierra". 43Y al término del diluvio puso en el cielo una señal infame del pacto entre las criaturas de la luz; y lo llamo arco iris. 44Contemplo Aradia el arco iris, y junto con Dissaor trajo a la Tierra el arco de la oscuridad. 45Bajo el cual, todo linaje de brujos ha pasado detrás de Aradia. 46Brujos y Vampiros han sido aliados desde entonces, mas está alianza se ha roto en diversas ocasiones. 47Pero es así como todo debe ser, ante las Criaturas de las Tinieblas. 48Y Caín ha sido vengado; y Lamec ha sido vengado; más Aradia y su linaje, y el de Caín, aguardan venganza. 49Este es el Noveno Misterio: la llave de toda brujería, engendrada por Dissaor y Aradia. 50Todo aquel que no lo posea, y se diga a sí mismo brujo, conocerá la venganza que guarda Aradia. 51Aradia escribió el evangelio de las brujas, e hizo muchos prodigios y milagros con las enseñanzas de Dissaor. 52Y sus generaciones son incontables.

CAPITULO X

1Así era Atlántida antes de ser hundida por el Creador. 2Cuando las aguas se retiraron, en el tiempo de la Ruptura, Atlántida surgió frente al estrecho que los humanos llamaron columnas de Hércules. 3En medio de la luz, Atlántida era una región de oscuridad. 4Donde se desarrollaron todas las artes que las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a sus discípulos. 5Fue en Atlántida donde se fundó el primer imperio, cuya sacerdotisa fue Aradia, la mujer que acompañaba a Dissaor y a Lamec. 6En aquellos días, el conocimiento oscuro era transmitido a todos los habitantes de Atlántida. 7Por lo que Atlántida fue un continente de Vampiros. 8Mas no todos sobrevivieron al hundimiento, por que fueron muertos por el fuego y por los Centinelas, en las formas en que el Creador enseñó a su creación para destruir a los seres oscuros. 9Cuando fue la matanza en Atlántida, los No-Muertos y las Criaturas de las Tinieblas observaron sin moverse; pues ellos están por encima de las emociones; son capaces de llorar sin emoción. 10Mas la venganza era suya, por cuanto fue engendrada en las Tinieblas. 11Llamaron a Dissaor, a Lamec y a Aradia, y les hablaron así: 12"Dissaor, Lamec y Aradia, hijos y herederos de las Tinieblas, conozcan lo que vendrá. 13Pues las Criaturas de la Noche habitaban en Atlántida como una vez nosotros habitamos en el Universo; no existía el dolor ni las lagrimas, ni la alegría ni el placer. 14Únicamente las profundidades internas de cada ser, unidas a la negrura de nuestras profundidades. 15Y el número de Vampiros y Criaturas de la Noche creció, siendo mayor que el de las Criaturas de la luz. 16Por lo que el Creador, violando una vez más el orden del Universo, ha enviado destrucción sobre Atlántida y las Criaturas que sobre ella prosperaban. 17Demasiado tiempo hemos callado desde el día de la rebelión melancólica. 18Mas ya no lo haremos; por cuanto las obras que fueron destruidas en Atlántida no serán recordadas por las generaciones venideras; ni las obras, ni la misma Atlántida, que será considerada leyenda. 19Como leyenda seremos nosotros, pues el mito ha sido impuesto por el Creador, para que se difunda la mentira acerca de nosotros. 20Y así Ra, que es uno con la noche será uno con el Sol; y Tonatiuh, el de la luna, será uno con el Sol; los humanos llamarán solares e hijos y padres de la luz a muchos de nosotros. 21Tales son los planes del Creador, convertirnos en luz. 22Por esto, luz seremos aquellos a quienes se nos calumnie; seremos luz que calcinará a la luz. 23Para que ardan en espíritu y en verdad los cómplices de esta nueva traición. 24Y que nos adoren sus sacerdotes; mas nosotros usaremos la luz para llevarlos a la oscuridad. 25Mas no será para entregarles nuestras enseñanzas, como lo hemos hecho con los Vampiros y las Criaturas de la Noche. 26Sino para que establezcan pactos consientes o inconscientes con la oscuridad que guardan en el fondo de la falsa luz, para perdición del falso profeta de la luz y sus seguidores. 27A la luz del día, verá el Creador como sus Criaturas le dan la espalda y se vuelven a la oscuridad. 28Por que no serán parte de nosotros; conoce que nosotros percibimos a los que nos pertenecen, y a ellos enseñamos lo que deseamos. 29Por medio de ti, Dissaor, de Lamec, de Aradia y de los muchos profetas y videntes de las Tinieblas que existieron, existen, y que vendrán. 30He aquí, hemos dado a Luzbel, llamado Satán por el Creador, la facultad de llevar a los seres de la luz a sus dimensiones. 31Que fueron aquellas a las que lo condenó el Creador, diciendo: 32"Seas precipitado en este lago de fuego por el resto de tus incontables días; seas odiado por los seres humanos que he de crear, seas odiado por las Criaturas de las Tinieblas"; pero nosotros nos hemos vuelto hacía Satán, dando la espalda al Creador. 33El género humano, maldito por el Creador, seguirá la luz para entrar en el llamado infierno. 34Mas no será cuando el Creador lo decida, sino cuando ellos mismos, Satán, o nosotros, lo dictemos. 35Demasiado tiempo hemos callado; porque entre nosotros no hay amor ni odio. 36Pero sí venganza: escuchen bien Dissaor, Lamec y Aradia. 37Enseñen de aquí en adelante el valor de la venganza, así como han enseñado las artes oscuras, la melancolía, la sed de sangre, el rechazo a la luz y la protección de la oscuridad; la magia y la lujuria. 38Enseñen, de aquí en adelante, las maneras del depredador. 39Pues los Vampiros serán depredadores, acechando al género humano; temidos serán por humanos y ángeles; odiados por los Centinelas; malditos por la Tierra y el Cielo, a los que los Oscuros odiarán, sirviéndose de ellos, ajenos a todo amor y todo odio. 40Mas si tuviesen que elegir, que elijan el odio y la crueldad. 41Y si practican la crueldad, que lloren por dentro. 42No sean como el Creador, que se goza en la crueldad. 43Sean los Vampiros y las Criaturas de la Noche seres en verdad diferentes al resto de la Creación. 44Abran los ojos y oídos; muéstrenles únicamente lo que han de saber, y abandónenlos. 45Pues la soledad es una virtud, lo mismo que el abandono. 46Y que las prostitutas sagradas que servían en Atlántida a las Criaturas de la Noche sean restauradas en los nuevos lugares. 47Porque serán repudiadas por los Centinelas y los que sirven a los Centinelas, como ya han sido repudiadas las Criaturas de la Noche. 48Por cuanto las prostitutas sirven a la lujuria, también son Criaturas de la Noche, aunque de un linaje inferior, pues han sido hechas para servir. 49Mas su poder es inmenso al oponerse al amor, y recordar que la cópula existe sin amor. 50Cuando venga el engaño, que las Criaturas de la Noche aprendan a practicar el arte de la lujuria, y rechacen el amor. 51Pues el amor debilita a las criaturas de la noche en tanto que fortalece a las criaturas de la luz. 52Fue hundida la Atlántida, y esto ocurrió antes del diluvio". 53Este es el Décimo Misterio, el del poder y la venganza en lujuria de las Criaturas de las tinieblas. 54Únicamente los Vampiros cuya sabiduría es grande puede tener acceso a esta revelación, y sólo si han penetrado las nueve anteriores. 55Porque este poder sacude a la Tierra y al Cielo, y a lo que está debajo de la Tierra.

CAPITULO XI

1Escucharon Dissaor, Lamec y Aradia a las Criaturas de las Tinieblas. 2En medio de la gran matanza que provocó el hundimiento de Atlántida. 3Mas para las Tinieblas, ni la Atlántida, ni los seres que habitaban en ella, ni sus obras, fueron puestos en el olvido. 4Desde entonces y para siempre se hallan escritos en el Libro de la Oscuridad. 5Grande sabiduría existió en Atlántida; más pocos seres oscuros la conocen. 6Pues aún no debe ser divulgada, porque acarrearía la locura destructiva. 7Que es diferente a la noble Locura de la Oscuridad. 8Miren, Criaturas de la Noche, a los que parecen bestias enloquecidas, aullando y lacerándose a si mismos hasta matarse; esa locura fue engendrada por sólo un soplo de una de tales revelaciones. 9Por lo que si decides traspasar uno de los umbrales, cruzar una de las puertas y obtener una de las llaves, asegúrate de ser sabio; de haberte librado de toda pasión, todo amor y toda crueldad inútil. 10Para que no seas como aquel imprudente que derramó su sangre por el conocimiento oscuro y sólo obtuvo demencia. 11El conocimiento oscuro requiere sabiduría, o serás destruido por ti mismo, pues tu mente no podrá soportar la Verdad, y morirá. 12Y tú vagarás errante, siendo sin ser, muriendo sin ser No-Muerto, herido por la luz, más sin ser Vampiro. 13Pues más te hubiera valido no leer estos libros; mas ahora te hallas ante el Primer Umbral. 14Que habla de la noche siguiente al hundimiento de Atlántida, cuando las puertas de Aradia se abrieron para refugiar a los Oscuros. 15Dissaor, Lamec y Aradia convocaron a los oscuros en la montaña de la más lejana Media Noche. 16Y allí se encontraban las Criaturas de la Noche; profetas, visionarios, poetas, brujos, músicos, artistas, enviados, locos, todos ellos. 17Al igual que los No-Muertos. 18Al igual que los Vampiros, descendientes todos de Caín y de las Criaturas de las Tinieblas. 19Y las Criaturas de las Tinieblas aguardaban los eventos. 20Conmoviéronse los pilares de la Tierra; los Siete Vértices y los miles de ilimitados vértices, ya no en expansión constante; y aquella fue la penúltima vez, pues la última será al final de los tiempos. 21Cuando esta palabra sea revelada a las Criaturas de la Noche y a los Vampiros. 22Por medio de los profetas que las Criaturas de las Tinieblas dicten a Dissaor. 23Y los nombres de estos profetas están inscritos en el Libro de la Oscuridad. 24Y cuando esta palabra comience a ser revelada, escuchada y leída, se sabrá que el fin de la luz esta cerca. 25Y que la era de la Oscuridad, como fue al principio, esta próxima. 26Pues la Tierra entrara al anillo de Halción, que devolverá la Oscuridad. 27Así como el Caos comenzó en la Tierra, el Orden reiniciará en la Tierra. 28He aquí, las Criaturas de las Tinieblas han modelado a Halción, para que los vértices sean verdaderamente restaurados. 29Y será el inicio de un nuevo orden. 30Pero antes, muchas rupturas deberán ser hechas; pero los humanos estúpidos, incluso los Centinelas, ignorarán las advertencias. 31Pues desde el inicio dejan solas a las Criaturas de la Noche. 32Lo que para las Criaturas de la Noche y los Vampiros es sabiduría, para el resto el mundo es locura. 33Así dijo Dissaor a los Oscuros: 34"Bienaventurados los que vienen a la montaña de la más lejana Media Noche, por que ellos escucharan el mensaje de las Criaturas de las Tinieblas. 35Que es este: En el principio fuimos con la oscuridad, y en el final seremos con la oscuridad. 36Pero antes del final habremos de vivir en medio de la luz. 37En medio de los seres estúpidos. 38Ustedes, Criaturas de la Noche, serán aborrecidos por sus propios padres y hermanos; pues quienes los engendren seguramente no serán Oscuros; por que así fue establecido, para que ustedes descubran su oscuridad por si mismos. 39Serán solitarios desde niños; los niños de la raza estúpida se burlarán de su sabiduría. 40La locura demente los acechará mientras crecen; marginados serán de la sociedad de los seres estúpidos. 41Vagarán errante bajo la luz que aniquila; serán incomprendidos; vomitadas sus obras; rechazados por el amor; apartados una y otra vez por los seres a los que la luz les ordenará amar; la raza estúpida tendrá poder sobre ustedes. 42Por todo esto, bienaventurados sean. 43Pues sin desearlo, la luz los coloca en el camino del conocimiento oscuro; rechazados y aislados por los humanos tendrán que refugiarse en su interior, y cuando miren hacia dentro, contemplarán la gloria de su oscuridad; y cada vez serán menos humanos y más como Vampiros; hasta que algunos de ustedes, al recibir el conocimiento oscuro, lleguen a ser Vampiros. 44Si sus obras son ignoradas o rechazadas por la luz, bienaventurados sean; las Criaturas de las Tinieblas conocen sus obras. 45Hagan sus obras para ustedes mismos, antes que nadie, y, si acaso, para otros seres oscuros; 46Que les darán la bienvenida, por cuanto ellos son como ustedes, hijos de las Criaturas de las Tinieblas. 47Den la mano a sus semejantes oscuros; mas no por amor, si por orden. 48Por que de aquí en adelante ustedes están solos y perdidos en el reino de la luz. 49Lloren de melancolía, pues otros seres oscuros serán levantados junto a ustedes, pero todos estarán solos. 50Compartan su viaje, si así debe ser, con otras Criaturas de la Noche, aprendiendo y enseñando con ellas. 51Mas no sean como las Criaturas de la luz, a las que se les ordena amarse los unos a los otros. 52Pues el amor no debe ser entre ustedes, sino la lujuria, y la lujuria por el conocimiento. 53Sabiendo que al final estarán por siempre solos, como al principio. 54Alcen su rostro y muestren soberbia, pues forma parte de la Raza Oscura; lleven con orgullo la señal de Caín, aunque no la conozcan, si la sienten en lo profundo de su oscuridad. 55Sacien su lujuria con las hijas e hijos de la luz, y abandónenlos, pues no les sirven más que para lujuria. 56Yo, Dissaor, les doy la llave del Décimo primer Misterio, el de la montaña de la Más Lejana Media Noche, como me ha sido autorizado".

CAPITULO XII

1Siguió diciendo Dissaor. 2"Aprendan a percibir la luz interior, con la que han nacido como consecuencia de la Ruptura, tras la cual, todo en el Universo contiene a los opuestos. 3Con esta luz interior aprendan a ver en su oscuridad, hasta que ya no les es necesaria esta luz. 4Escuchen, que con esta luz podrán retar a los seres de luz. 5Que verán luz en ustedes, mas no reconocerán esto, pues son ignorantes; sólo la percibirán y eso será suficiente. 6Para que ustedes usen la luz en su provecho, sirviéndose de las criaturas de la luz y evadiendo a los Centinelas. 7Que fueron puestos por lo Alto para que tropiecen sus obras oscuras. 8Y este es el camino que han de recorrer para convertirse en Vampiros. 9Hasta que yo, o alguno de los muchos Herederos de las Tinieblas los elija para compartirles el conocimiento oscuro, y esto por orden. 10Por que el pequeño orden dentro del caos de la luz es precursor de la restauración del Orden. 11Aprendan de Aradia el encontrar sin buscar, y que esto los guíe hasta conseguir lo que buscan. 12Sepan que la Muerte que temen los humanos estúpidos es a la que ustedes deben extender su mano. 13Hemos escuchado al Creador maldecir a quienes buscan su propia Muerte; pero aquí, yo les digo: bienaventurados los que buscan su propia muerte, pues ellos serán Vampiros. 14Mas los humanos de la luz, si buscan su propia muerte, borrarán su memoria; pues no hay libro de luz como lo hay de Oscuridad. 15Bienaventurados los soberbios, pues ellos serán los Herederos de las Tinieblas. 16Mas los humanos de la luz, al ejercer soberbia, se precipitan en su vació abismo de luz. 17Aun cuando el viento cambie su curso, y los cimientos de la Tierra se estremezcan, manténganse firmes en su oscuridad. 18Pues si lo hicieron las Criaturas de la Noche que antes de ustedes recibieron el conocimiento oscuro y se hicieron Vampiros. 19Bienaventuradas son las Criaturas de la Noche que practican la lujuria, como malditos son los humanos que practican el amor. 20Y Dissaor siguió enseñando a las Criaturas de la Noche. Mas esto será revelado a su tiempo. 21Dissaor guardó silencio ante las Criaturas de las Tinieblas y descendió de la montaña de la más Lejana Media Noche. 22Entonces subió Lamec, que habló así a los No-Muertos: 23"He aquí, las Criaturas de las Tinieblas aguardan los eventos de los No-Muertos. 24Que también son hijos de lo Que No Tiene Forma, desde lo profundo, cuando aún no existía el Tiempo. 25Y que ahora habitan en el Lado Oscuro del Tiempo, pero que a veces podemos sentirlos en los Siete Vértices, en los fríos y tranquilos espacios entre las estrellas, o en la Tierra y sus dimensiones. 26Pues a quienes yo hablo son los No-Muertos que no son Vampiros; que fueron No-Muertos desde un no-principio. 27Reciban entre ustedes a los Vampiros que son No-Muertos. 28Y los Vampiros que dejaron de serlo para recibir el solemne conocimiento oscuro de ustedes, y que ahora son No-Muertos como ustedes, sin depender de un cuerpo y la sangre. 29Pues el Vampiro No-Muerto que traspasa el Séptimo Umbral y se convierte en No-Muerto, deja atrás la oscuridad. 30Y se llena de las Tinieblas. 31Bienaventurados sean, No-Muertos, que han vencido a los Centinelas. 32Y que dejando atrás, solo por un momento, la gloria de las Tinieblas, dicen su Palabra a los Vampiros que adquirieron sabiduría. 33Haciéndolo no por amor, sino por orden. 34Ustedes son quienes habitan más cerca de las Criaturas de las Tinieblas; y que, tras la última revelación, algunos de ustedes serán Criaturas de las Tinieblas. 35He aquí el milagro oscuro; vean como una Criatura de la Noche puede llegar a ser una Criatura de las Tinieblas. 36Mas para esto es necesario adquirir la sabiduría de todos los Umbrales y todas las Puertas. 37Sabiendo que, en la noche en que hablo, ni Dissaor, ni Aradia, ni yo, hemos recorrido aún todas las puertas; y nosotros somos quienes habitamos mas cerca de ustedes. 38Por esto, No-Muertos los saludamos dando la espalda a la luz y abrazando las Tinieblas. 39Ustedes que conocen la verdadera razón de que el caos continúe en el Universo. 40Ustedes que comprenden la naturaleza de la Tinieblas. 41Ustedes que saben cuando vendrá la era de la Oscuridad que aplastará a la luz. 42Ustedes que conocen al Creador mejor que el mismo, quien no recuerda que alguna vez el también fue No-Muerto. 43Ustedes que comprenden por que el Creador adquirió tanto poder al provocar el caos y romper la oscuridad con la luz. 44Ustedes que saben todas las cosas de la luz y la oscuridad. 45Y que los nombres de ustedes no sean revelados aún, pues aguardan muchas de sus obras. 46A diferencia de los que llegan a ustedes para adquirir el conocimiento para compartir el trono de las Sombras. 47Y que éstos sean nombrados por quienes tengan sabiduría en la Tierra y en Aradia. 48No-Muertos, las Criaturas de las Tinieblas conocen sus obras y sus nombres; mas callan sus nombres. 49Y conversan con ustedes acerca de las cosas trascendentales. 50Las Criaturas de la Noche y muchos Vampiros no pueden comprender quienes son ustedes; pues si lo hicieran, enloquecerían. 51Mas yo hablo ante ustedes para reconocerlos en medio de la Raza Oscura. 52Pues nunca más estarán reunidos junto a los Vampiros y las Criaturas de la Noche como lo están hoy, sino en la restauración del Orden Oscuro. 53Y he aquí, yo proclamo el Décimo Segundo Misterio como ustedes me la han ordenado, para que el verdadero sabio tenga la primera noción de la existencia de los No-Muertos".

CAPITULO XIII

1Lamec guardó silencio, y descendió también de la Montaña de la más Lejana Media Noche. 2Y por último subió Aradia, para hablar a los Vampiros. 3Y en esto hay sabiduría; que el primer Heredero de las Tinieblas se haya dirigido a las Criaturas de la Noche; que Lamec lo haya hecho con los No-Muertos; y que Aradia lo hiciera con los Vampiros; pues así fue establecido por las Criaturas de las Tinieblas, para que la Oscuridad una al vampirismo, la brujería, la no-muerte y la búsqueda de las Tinieblas. 4Pues mucho negaron esta unión, y combatieron a unos o a otros; y perecieron. 5Mas el sabio conoce que la luz une luz con delgados cordones de oscuridad y que la oscuridad une oscuridad con delgados cordones de luz. 6Así habló Aradia a los Vampiros. 7"Bienaventurados sean. Vampiros, herederos de las Tinieblas, por haber recibido el conocimiento oscuro. 8Unos lo recibieron por esperar sin buscar, otros, por gracia. 9Pues mucho aquí dicen que se convirtieron en Vampiros por un acto casual. 10Mas yo les digo; todo es Casual en todas las dimensiones de los Universos; y las Criaturas de las Tinieblas han percibido el nacimiento oscuro hasta el más pequeño de ustedes. 11Pues hasta el más pequeño es el más grande junto a las Criaturas de la Noche, y más aún junto a las Criaturas de la luz. 12Recuerden cuando se les transmitió el conocimiento oscuro. 13Recuerden el dolor y la angustia; asimismo recuerden el placer. 14Cuando al abrir los ojos en la No-muerte, percibieron su mundo con sus verdaderas formas y colores. 15Y después de que sus miembros fallecían, de que su corazón agonizaba; después de que se derrumbaron dentro de sí mismos, se levantaron, siendo no-renacidos. 16Recuerden su primer gemido, como de mujer en parto. 17Pues la No-Muerte, al venir a ustedes, lo hace con gran dolor. 18Y el dolor los acompaña durante sus incontables noches; dolor, soledad y melancolía; sed y angustia por la sangre o por la energía; premura por refugiarse en las sombras antes del amanecer. 19Y el gozo los acompaña durante sus incontables noches: lujuria, placer y melancolía; sed y saciedad por la sangre o la energía; renovación de fuerzas al surgir el crepúsculo. 20He aquí, tienen emociones humanas; y aún podrán sentir amor y compasión, mas no es conveniente. 21Pero así mismo son solo un poco a imagen de las Criaturas de las Tinieblas, para las que no hay Bien ni Mal, ni verdad, ni mentira. 22Ustedes han observado a los lobos; recuerden como acechan a sus presas, las acorralan y las devoran. 23Aprendan de los lobos las maneras del depredador, pues los lobos son sus maestros en medio de la soledad. 24Y aprendan del cuervo, y de la serpiente, desde Kundalini hasta Leviatán; aprendan del búho y del buitre; aprendan del chacal y del perro hambriento; y sobre todo, del gato. 25Mas ustedes están por encima de sus maestros animales una ve que aprendan de ellos las maneras del depredador. 26He aquí, una víctima a la que un Vampiro ha fascinado le permite entrar a sus dominios. 27Y el Vampiro la toma como legítima y bebe su sangre; y al hacerlo siente el orgasmo oscuro. 28Y cuando las víctimas del Vampiro entran a sus dominios lo hacen por que el así lo desea. 29Pues el Vampiro es el supremo depredador; mas aún que los depredadores nacidos del Creador. 30Por que dijo Caín: así como la tierra abrió su boca para recibir la sangre de mi hermano, yo la abriré para recibir la sangre de tus criaturas; si la tierra no me da su fruto, mi fruto será de sangre. 31Ustedes no necesitan del fruto de la tierra, mas de la sangre y la energía harán su comunión. 32Y la soledad será su fuerza, como lo será la melancolía y la lujuria. 33Transmitiendo el deseo a sus víctimas en lo profundo de sus mentes y sus cuerpos. 34Esto es parte del conocimiento oscuro. 35No se conforme la Criatura de la Noche si se ha convertido en Vampiro; continúe esperando por mas sabiduría. 36No sea como el imprudente que se conformo con solo un conocimiento supremo, y fue barrido por las aguas del Tiempo. 37Sea soberbio el Vampiro, mas no tanto que se olvide de los No-Muertos superiores a él, y de las Criaturas de las Tinieblas. 38Que lo han inscrito en el Libro de la Oscuridad. 39Sepa el Vampiro que es parte de las Tinieblas, aunque vague extraño y solitario sobre la Tierra. 40Pues yo se que hay Vampiros que lloran al sentirse solos. 41Y sé que incluso hay algunos que añoran la luz del sol. 42Llora tu melancolía, Vampiro, pues perteneces a un reino superior en la Raza Oscura; forras tu nueva forma para saltar bajo la luna; corre en las sombras; caza en las penumbras; eres solitario, pero libre, bienaventurado seas. 43No te olvides de los Centinelas, pues son depredadores como tu, y aguardan tu descuido. 44Recuerda que también hay Centinelas humanos; elige bien tus lugares de refugio; recuerda que el Creador les ha enseñado como destruirte. 45Y si Dissaor, o alguno de los primeros Vampiros, o un No-Muerto de la escala superior, o incluso una Criatura de las Tinieblas se dirige a ti, escucha con temor y respeto; se te ha honrado al hablarte. 46Como desde lo alto de la Montaña te hablo a ti. 47Mira a las Criaturas de la Noche, Vampiro No-Muerto; ellas están detrás de ti. 48Mira a los No-Muertos superiores; ellos están delante de ti. 49No olvides que tú eres Heredero de las Tinieblas; actúa como tal. 50No permitas que los sentimientos te envilezcan; antes bien, envilece tú a los sentimientos. 51Que no haya bien ni mal en ti, sino el Orden Oscuro". 52Y al terminar de hablar Aradia, Lamec y Dissaor volvieron a subir a la Montaña. 53Lamec se colocó a la derecha de Aradia, Dissaor, a su izquierda. 54Y los No-Muertos, las Criaturas de la Noche y los Vampiros los saludaron usando por vez primera el saludo oscuro. 55Esto ocurrió en la Montaña de la más Lejana Media Noche, después de la destrucción de Atlántida y antes del diluvio. 56Cuando los oscuros se establecieron sobre todos los rincones de la Tierra, a la vista de Dissaor y sus discípulos. 57Sea todo esto registrado en el Primer Libro del Evangelio de los Vampiros, antes de que la Décima Tercera Puerta sea cerrada. 58Y el Décimo Tercer Misterio es la reunión en la Montaña de la Más Lejana Media Noche. 59A la que se acude únicamente por incitación de las Criaturas de las Tinieblas. 60Que te observan, ser oscuro, desde estas líneas, pues estos libros no son materia inerte. 61Y las Puertas se abren para los que muestran sabiduría. 62Mas ahora las Puertas de este Libro se cierran.

Pagina Principal